martes, 20 de octubre de 2015

Otro más...


Acrílico sobre tabla (30x30cm)



DICEN QUE DE ILUSIÓN TAMBIÉN SE VIVE

Y el desgraciado quiso ser poeta:
pidió tregua, romances, primaveras,
las de rotas esquinas y las otras, 
una ventana abierta a las estrellas...

Dicen que de ilusión también se vive
y él se ilusionó tanto, que dolía:
temblaba al escribir palabras nuevas,
su alma se le escapaba en las estrofas.

Pero la vida puso por delante
hipotecas y planes de pensiones,
seguros inseguros y derramas,
inversiones a corto y largo plazo...

Puso reclamaciones y facturas,
producto interior bruto embrutecido,
mil relojes en marcha sin descanso
y tipos de interés no interesantes.

Y él predicó en desiertos extranjeros,
en páramos sin luz ni cobertura,
en partidos de fútbol, en debates;
en "reality shows" y en telediarios.

Y su voz no se oía en ningún sitio,
jamás firmó ejemplares de sus obras,
"tampoco soy tan malo", se decía
aunque un ronquido fiel le acompañase.

Así que buscó ayuda de las musas
para que deshicieran su miseria
y obtuvo su respuesta de inmediato:
¿efectivo o tarjeta en cada verso?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡A comentar todo el mundo!

 
01 09 10