martes, 15 de julio de 2014

Humanidad moderna o "selfie"




Le perdían las formas
y un póster le pensaba
sus palabras,

tenía la costumbre
de terminar las frases
de otros dueños,

llegó a creer que en alto
jamás le alcanzarían
sus errores,

y durante el derrumbe
de todo cuanto había
construído,

le sepultó el olvido
y enmudeció por siempre
bajo tierra.


Ah, nuestras amigas las redes sociales... qué fenomenal cambio han traído a nuestras vidas. ¿Habrán venido para quedarse o estarán de paso hasta que, víctimas de la siguiente moda, prefiramos desintoxicarnos, vegetarianos perdidos, en un trocito de campo sin cobertura, tratando de ser uno con la naturaleza antes de que nos mate un infarto provocado por la ansiedad? ¿Y qué decir de sus primas hermanas las selfies? Llegaron a nosotros empezando por los pies, siguieron subiendo después para engordarnos un brazo y ahora, ¡ah!... qué estimulante explosión de creatividad nos brindan ante un espejo (o dos)... Sí, nada parece imposible con estos amplificadores del ego a nuestro alcance, salvo, quizás, el uso del sentido común y la mesura,  sobrevaloradas reminiscencias de la vieja Humanidad. Les dejo, que me voy a jugar al Candy Crush, a ver si paso de nivel.



2 comentarios:

  1. Quizá esta posibilidad que da la tecnología hoy en día para satisfacer tanto ego frustrado, nos traiga a medio plazo una sociedad más sana. O al menos más saneada. Promete esta obra nueva, ánimo Cristina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá. O eso, o acabamos extinguiéndonos, de puritita involución.
      ¡Gracias mil!

      Eliminar

¡A comentar todo el mundo!

 
01 09 10