jueves, 19 de abril de 2012

Despacio III

Acrílico sobre táblex (30x30cm)

Haiku I

Al desvestirte
carnosa indiferencia
llega a mis ojos.


Haiku II

Mientras observo
provocadoramente
te me escabulles.


Original disponible en Saatchi online
Original available at Saatchi online

martes, 17 de abril de 2012

Entre broches anda el juego


 Hace poquito que a mi inseparable Nadia B y a mí se nos ocurrió dar un enfoque distinto a algunos de los cuadritos pop de Desdibujando y "alargarles la vida" conviertiéndolos en broche. Dicho y hecho: los primeros en probar suerte fueron los protagonistas de la serie pajaritos...


Aquí vemos al broche con su "papá", la obra original de la que nació.


...Otro ejemplo más con lazo de vichy, que me encanta cómo queda con el mirlo.


...Aunque los lunares tampoco se quedan atrás.


Aparte de pájaros, más personajes de cuadros se han sumado al experimento. Aquí vemos al flaquito mariachi salido de esta obra. Claro que este chaval se apunta a un bombardeo (como no tiene nada que perder el pobre...)


Y ya puestas a experimentar, ¿por qué no sacar también la libretita a juego? A esta marchosa y amorosa pareja te la puedes poner en la solapa o llevarla en el bolso. Eso sí, no se te va a quitar de la cabeza el ritmillo que se traen, ¿te acuerdas?


Ya sabes, lo tienes todo en Mamáyalosabe (Francisco Gourié 53, Las Palmas de Gran Canaria). Y hablando de mi tienda favorita, quiero dar las gracias a Mery por estas fotos tan chulas: ¡felicidades, artista!


Fotos: Mery Ojeda Blanco

viernes, 13 de abril de 2012

Despacio II

Acrílico sobre táblex (30x30cm)

A pesar de ocultar con la mueca invisible
qué secretos esconde la cuenca de tu mano,
pronto no existirá cobijo alguno
para el ángulo recto de tu deseo mismo...


Original disponible en Saatchi online
Original available at Saatchi online



martes, 10 de abril de 2012

Despacio

Acrílico sobre táblex (30x30cm)

Te desvistes despacio
y despacio haces ver
la pétrea estructura de tu carne;
palidez matizada
por claros amarillos y violetas.


Invitación sin prisas,
ternura sigilosa,
tu lejana canción rasga la madrugada;
rítmica, suave: apenas perceptible.
Enmudece después la habitación dormida.




Original disponible en Saatchi online
Original available at Saatchi online


 
01 09 10