domingo, 16 de enero de 2011

Qué cabeza la mía...

Acrílico sobre tabla (15x15cm)

Aquí vemos a la mismísima María Antonieta cuando aún conservaba la cabeza sobre los hombros. Me he inspirado en la versión cinematográfica que sobre su vida hizo W.S. Van Dyke en 1938, con Norma Shearer como protagonista. 

La figura de María Antonieta de Austria (1755-1796) no suele dejar indiferente a nadie. Si bien ha pasado a la Historia por su frivolidad y la falta de empatía hacia su empobrecido pueblo (parece que era una auténtica petarda despilfarradora y caprichosa), también es cierto que el salvaje castigo del que fue objeto junto a sus familiares y amigos, así como la entereza con la que pasó sus últimos momentos, hacen de ella un ser distinto, mucho más digno y amable, capaz de despertar cierta ternura y compasión. Le tocó vivir tiempos realmente convulsos, eso sí que era crisis...

¡Buen domingo a todos y a empezar bien la semana!

4 comentarios:

  1. Te ha quedado preciosa la ilustración... de los pies a la cabeza... :-)))... aunque los pies aquí no se le vean... :-)

    Sergio y Cristina&Mageritdoll

    ResponderEliminar
  2. Un buen retrato. Me gusta el contraste de estilos, el fondo que parece de una tela para tapizar junto a los lunares que le dan el toque pop y moderno. Es difícil hacer alusión al s. XVIII sin que quede cargado. ¡Eres una artista!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Nadia, es verdad que tuve que cuidar que el cuadro no quedara excesivamente recargado, me alegro de que lo notases. Besos.

    ResponderEliminar

¡A comentar todo el mundo!

 
01 09 10