martes, 4 de enero de 2011

Flipper

Acrílico sobre tabla (15x15cm)

El origen del Pinball (o Flipper) hay que buscarlo en la Francia del siglo XVIII, en un juego bastante rudimentario (el Bagatelle) que consistía en un tablero horizontal sobre una mesa con una serie de hoyos y topes de madera que determinaban el recorrido de una bola. Este aparato fue muy famoso en Europa.
Hacia mediados del XIX, en Estados Unidos se reemplazaron los topes de madera del Bagatelle por clavos metálicos.
Paralelamente, los Ingleses modificaron el artilugio francés añadiendo el concepto de puntuación, tan esencial en las máquinas modernas.
Pero fue en 1871 cuando el inventor británico Monty Redgrave patentó el lanzabolas, con lo que se adjudicó el título de "padre del pinball" en Estados Unidos. Su curioso y efectivo invento se mantiene hasta hoy. 
Y es que, ¿quién no ha jugado alguna vez a esto?

6 comentarios:

  1. De pequeña jugaba muchas veces al pinball en verano, en los recreativos del sur...tus cuadros siempre me traen buenos recuerdos! Bs

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo jugaba muchísimo cuando iba al instituto! Besos

    ResponderEliminar

¡A comentar todo el mundo!

 
01 09 10