jueves, 9 de diciembre de 2010

Perdonen que no me levante


¡Ándele manito! Acrílico sobre tabla (14x18cm)

Esta famosa frase, el supuesto epitafio de Groucho Marx,  ha pasado a la Historia por ser un perfecto ejemplo de humor negro (yo más bien diría, humor post mortem). Y es que no todo el mundo se toma a la muerte como algo serio. Y si no, que se lo digan la los mejicanos, cuya festividad de Todos los Santos (el Día de los muertitos, como ellos dicen) es toda una explosión de alegría, fiesta  y color. He querido reflejar en este cuadrito parte de esa alegría, porque lo que para algunos es el fin, para otros puede ser un nuevo comienzo.

Lo tienes en Mamáyalosabe (Francisco Gourié 53, Las Palmas de Gran Canaria)

ADQUIRIDO

4 comentarios:

  1. :-)))) Ya te digo... "un nuevo comienzo..."... pues ya puede esperar... :-))) Yo prefiero disfrutar en vida de cuadros como el tuyo... :-)) y una vez muerto yo... pues bueno, pues que los supervivientes sigan haciéndolo... porque tus cuadros y dibujos seguro que seguirán colgando de las paredes por muchos años... ¡segurísimo que te sobrevivirán...!! :-))

    Ayyyy voy a tocar un poco de madera... a ver...

    Sergio

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sergio ¡Yo también toco madera por si las moscas, jajaja!

    ResponderEliminar
  3. Qué siniestro este último tema y a la vez llevado con muy buen humor. Parece que estoy oyendo la guitarra del mariachi con la voz de fondo de Chavela Vargas. ¡¡¡Yiiiiiijaaaaaaaale!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Y vooolver, vooolver, vooolveeeer...de los muertos otra veeez!

    ResponderEliminar

¡A comentar todo el mundo!

 
01 09 10