miércoles, 26 de julio de 2017

Una oreja (otra vez)


 Estudio rápido de una oreja (acrílico sobre cartón; 15x10cm)


OTRA REVOLUCIÓN COMO CUALQUIERA

Las revoluciones no suelen ser bonitas:
a veces las maquillan en los libros de Historia;
se les quita la mugre que han dejado los años,
se les seca el sudor con toallitas húmedas.
Fueron feas a ratos estas revoluciones
pero han permanecido como tales.

Las revoluciones no suelen ser amables
cuando los ideales ya no sirven de mucho,
cuando estalla la rabia contenida por siglos,
cuando con buenas formas se va a ninguna parte.
No parecen amables detrás de sus pancartas
aquellos a quien hoy nadie cuestiona.

Pero esta revolución que tú haces cada día
me la enseñan sin gafas para que no la vea,
me la sacan en chistes con disfraz de enfermera,
me la quieren quebrar en los partidos de fútbol;
en el bar, los anuncios, en los grupos de whatsapp…
en el salón de casa de tus padres.

Y sin embargo sigues erguida sin cansarte,
luchando de a poquitos, abriéndonos los ojos,
haciendo que los sordos escuchen voces mudas;
entrando sin permiso, saliendo mal parada
de lamentables muros de las lamentaciones
sepultureros de revoluciones.

Jamás tendré el coraje de un revolucionario;
yo, que leo el prospecto de los medicamentos,
que me voy despertando de este letargo fósil;
 y es que en este momento no se me ocurre nada
que a todas luces sea más justo y más propicio
que la Revolución: aquí, contigo.



domingo, 16 de julio de 2017

Anonimatos relativos


Acrílico y Polychromos sobre madera (22x16cm cada pieza)


Anonimatos relativos

Para cuando transcurran diez o doce jamases
y deje de limpiar la porcelana china 
llevando puestos guantes de boxeo,
para cuando me estrelle las palabras
en la nuca antes de pronunciarlas,
para el momento en el que la vergüenza
se me vaya soltando de los huesos,
entonces me habré ido y seré nadie;
así sabrás que importa todo un bledo.




lunes, 12 de junio de 2017

Sigo sin ver


 Hace una eternidad que no publico nada por aquí. No es de extrañar. Las prisas y la falta de tiempo se llevan mejor con las redes sociales y los teléfonos listos. Resulta muy cómodo sacar una foto con un móvil y subirla sin apenas esfuerzo, sin apenas pensarlo. Todo es inmediato, fugaz, a tiempo real incluso. Ahora emitimos en directo cada detalle de nuestra existencia (o, al menos, tenemos la posibilidad de hacerlo fácilmente). Y, no se crean, lo encuentro práctico, estupendo, fascinante... pero también aterrador. Además, qué quieren que les diga, todavía le guardo cariño a este blog casposillo y pedante que me recibe siempre con los brazos abiertos, aunque le mantenga en un estado de letargo intermitente. Él es así, no me pide cuentas.

Pero, al grano: hoy quiero enseñarles una de las piezas de No somos nadie, mi actual exposición. El protagonista de Sigo sin ver, que así se llama la obra, aunque pueda parecer que espera una pronta ejecución, está buscando algo que no encuentra, por más que mira. Pero, claro, a ver quién es el guapo que le dice lo de la bolsa (ya lo sé, esto es un poco como el chiste del plátano en la oreja). Además nosotros, que ya tenemos bastante con nuestra propia bolsa, tampoco es que nos hayamos dado mucha cuenta. En fin...

Acrílico sobre tabla y cartón kraft pintado (68x40cm) 
 Vista parcial de la sala
Sigo sin ver, portada para folleto y catálogo de No somos nadie
Secuencia del proceso de creación o un descabezado en cuatro tiempos


Bueno, pues creo que de momento he cumplido con mi viejo amigo el blog hasta nuevo aviso. Les recuerdo que pueden visitar No somos nadie en el Centro de Artes Plásticas del Cabildo (calle Colón 8, Las Palmas de Gran Canaria) hasta el próximo 23 de junio, de lunes a viernes, de 10 a 21 horas. Ya me cuentan.



domingo, 26 de febrero de 2017

Divertimento

Procesos. 
Acrílico y polychromos sobre cartón (16.2x14.8cm)


"De verdad que no os entiendo; hoy se os llena la boca hablando del amor y penáis por las esquinas al no ser correspondidos... ¿acaso es esto el amor para vosotros? ¿es que no habéis aprendido nada? Seguid amando, ahí está la clave; amad como si cada día gastarais vuestro último miserable aliento, pero no hagáis ruido, no esperéis nada: no pervirtáis al más poderoso motor del mundo con el necio egoísmo de una respuesta. ¿En serio creéis que unos torpes manoseos a oscuras os cambiarán la vida? ¿os daría eso la felicidad?"

Edward Forrester: Desde el sur, el ocaso (1946).


sábado, 19 de noviembre de 2016

Sentado sobre gris



Acrílico sobre cartón (15x30cm)



Sentado sobre el gris
de una distancia
ambigua, relativa,
indiferente,
quiero empujar las puertas
más oscuras
y desmontarte el sueño
con las manos
y con todos los grises
de la Tierra.


Adquirido



lunes, 7 de noviembre de 2016

Dando la espalda (más)


Acrílico sobre cartón (15x15cm)



Amar de espaldas nos sucede a veces
y sin mirar parimos algo inerte:
un difunto perfecto, un pequeño cadáver;
algo que está completamente muerto
y sin embargo nace.

Nos hacemos de sombra inadvertida
cuando vienen al mundo estos amores,
y guardamos por siempre su recuerdo
como padres de luto privado y silencioso
que no se llega a despedir del todo.

Amar de espaldas nos sucede a veces.




martes, 25 de octubre de 2016

Hoy quiero merecerme mis orejas


Acrílico sobre táblex (22x16cm)


¿Cómo será la oreja de un artista?
¿escuchará el color sin darse cuenta?
Qué digo: "of course" que se daría cuenta;
sería una oreja singular la suya:
percibiéndole ecos al magenta
y cierta algarabía a los turquesas,
y al sonoro naranja, desde lejos,
 le otorgaría cárnico espejismo.

¿Y qué me dicen ahora del poeta?
¿cómo será su oreja? ¿más atenta?
Algún portento auricular que pueda
ponerse a sublimar un taconeo,
e incluso convertir en un temible trueno
el grosero soplido de las ventosidades;
supongo que es así, debe ser cierto:
sería una oreja singular la suya.

Somos ya demasiados creadores 
que, pegados a orejas singulares,
no hacemos nada para merecerlas;
y repetimos torpes esquemas y tendencias
creyéndonos los dueños de una idea.
Hay orejas que, por mucho que las mire,
sigo viendo clavadas a las de los idiotas;
¿lo sabría Van Gogh? ¿sería eso?




 
01 09 10